Follow by Email

domingo, 6 de noviembre de 2011

Ordenando "emoTICiones"

Me tumbo en la cama del hotel y mis ojos se niegan a cerrarse. Inicio un repaso del día y recibo un tweet de Ana (@MestraPrimaria) dándome las buenas noches y preguntándome si ya dormía. Es un momento perfecto para reproducir en palabras lo que en ese instante estaba sintiendo. Decido contestarle:
“@MestraPrimaria repasando twitter, ordenando emociones, colocando amigos, repasando momentos, escribiendo un tweet… Gracias por #bbppcita”
            En ese instante el deshago me vence en un sueño profundo donde disfruto ordenando todas las “emoTICiones” del Encuentro de Buenas Prácticas (#bbppcita) organizado por http://www.fundaciongsr.es/.
            Nada más encender la wifi en el iphone tengo la fortuna de encontrarme a Marina (@marinactristan) y a Raúl (@rauilllodiego) completando códigos de centros y números de registros personales (que son tan caprichosos que invitan a cenas). La llegada del resto es un aluvión de abrazos, miradas, sonrisas, complicidades, desvirtualizaciones y burocracias de inscripción.
            No hizo falta tomar café. Cuando aún no habíamos probado la comodidad de nuestros asientos ya estábamos atropellados por un Ave llamado Lola (@Nololamento) que nos hizo reír y llorar. Reír porque le sobran estrategias, tablas, arte… y llorar porque también le sobran motivos en su “Catecismo de Buenas Maneras”. Es un aluvión de ejemplos, de vivencias, de corazón, de amor por lo que hace, de trasmisión de valor, de mujer preparada, de MAESTRA (porque ella es Maestra, ese término tan maravilloso en desuso). No os la aconsejo, os pido que la disfrutéis y permitáis que os ilustre http://www.slideshare.net/noLolamento/buenas-prcticas-cita-noviembre-2011
            Entre el murmullo de la parroquia asomó en un tono muy bajito, cronómetro en mano, Néstor (@nestoralonso_). Hizo honor a la diversidad. Otro estilo, otras buenas prácticas, otro talento. Fue creciendo en cada diapositiva. Las bocas no se abrían de sueño, para entonces ya estábamos muy despiertos; se abrían de admiración por lo que hace. Educa con TIC. Y, sin duda, añadiría, educa con pasión. Recuerdo que en un maravilloso aparte tuve la oportunidad de preguntarle: ¿Cuándo duermes? Evidentemente nos sonreímos los dos. Grande, muy grande este @Potachov. Entra en sus espacios y aprende http://creactivos.net/cita2011/
            Tuve la oportunidad de ver a Charo (@yalocin) en una entrevista que le hizo mi amigo Juan (@Jmorsa) en la que contaba su precioso proyecto. ¿Tú no eres maestra? Pues tendrán que cambiar mucho las cosas para que cambie mi opinión. Tú sí eres maestra; lo eres porque educas con lo que haces, permites pensar a tus alumnos, sonríes cuando entras en clase, lloras con ellos, disfrutas de sus reflexiones… No se necesita nada más para evadir la categoría de serlo. Y sus alumnos son mejores amigos y personas después de realizar el proyecto. Si no me crees, puedes comprobarlo en su “Astro de Atocha” http://prezi.com/oc02zyxkiuat/astroatocha/
            Para entonces llegó el recreo y todos corrimos al calor de las mesas. Momentos 1.0 imprescindibles. Corros entre desconocidos, tuiteros, desvirtualizados y amigos. Compartiendo Buenas Prácticas de la vida entre el humo del café y las migas del aperitivo. Pero no había tiempo que perder, tenían mucho que “kontarnos” de libros y “chuches” que regalan en un “Kiosko”.
            Estrella (@starpy) rodeada de grandes Personas en la mesa, en las butacas y en el streaming (diluviando tweets) durante la ponencia, nos enseña a disfrutar leyendo, a aventurarnos entre videos y libros y ofreciendo la oportunidad de compartir el alma de los libros. “Kuentalibros” es de todos y para todos porque Mamen (@mamencita78) sabe cómo se hace. Se cuenta y se subtitula. Y arrancó un aplauso de necesidades especiales, emocionado en todo su contexto y abrumador en su verdad. Gamboa (@jlgj) nos enseñó a descifrar QR y Carmen (@educandoando), la chica de la mariquita (@mestraprimaria) e Inés (@Lajaines) hacían de escuderas para que todo saliera perfecto. ¿No has visto lo que hacen? http://kuentalibros.blogspot.com/ 
            ¿Te gustan las picotas? Pues os aseguro que Lara (@larita20) tiene un surtido inagotable. Se bajó a la tierra del auditorio y nos endulzó con su capacidad de encanto y su precioso proyecto lleno de #chuche20. En menos de unos pocos minutos llenamos el bote vacío entre todos los presentes. Ese es su fin: enriquecer a los demás con lo que es de cada uno. Así se llena su “Kiosko”. Una idea colaborativa y sin cerraduras. No puede existir más naturalidad en su presentación, todo un lujo http://prezi.com/-52_7qwfojbz/encuentro-de-buenas-practicas-cita/
            A partir de aquí, nos faltaron horas. Lo bien que comimos apenas pudimos degustarlo porque las conversaciones eran más interesantes, necesarias y emocionantes. Poco importó quien estuviera a nuestro lado. El misterio de estos “saraos” educativos está en las personas que lo forman y es una tremenda oportunidad de sentirte reflejado y comprendido entre tantos educadores que conducen por parecidas carreteras. Por eso lo importante de las sobremesas y los paseos.
            Recuerdo que nada más empezar la tarde escribí en twitter ojalá pudiera partirme en tres para oír a todos los compañeros. Seleccionar, lo más difícil.” Y así me sentí toda la tarde. Entre el trabajo cooperativo de @jmonteo y sus compañeros que defienden eso de “trabajar en equipo divide el trabajo y los múltiples resultados”, Marisa (@escuelagranvia) defendiendo la apertura de su escuela, Ana Mariño emocionándose recitando poseías, Salomé (@salomerecio) y @bicaride enseñando y aprendiendo, Carles (@Carlessimarro) relacionándose con sus alumnos a través de su red social, un montón de dedos dirigidos por María Victoria Casado y sus benditos ipads, Isabel (@Isabel_Ruiz) entre redes y los bosques, @Ana_Sorolla y @capileratic con una maleta llena de recursos, Raúl asombrando con sus capacidad para conocer todos los cuadernos y estuches contemporáneos, @marudo76 corriendo detrás de ti a pillarte, y otros muchos a los que me encantaría citar, pero aún no sé dividirme en tres. Aunque destacaría un final sublime y con el cartel de “No hay billetes” junto a Manel (@manelrives) un auténtico descolocador de cerebros, un maestro que me hace pensar, que ama el ipad, que se deja la piel en todo lo que hace y que encima rezuma ese humor gallego cautivador que no se le resiste a nadie. Además, tuve la oportunidad de descubrir su amor por la fotografía, los chistes y la música, todo un privilegio.
            Y así transcurrió una tarde muy intensa. Los diplomas se transformaron en despedidas agridulces, ¿verdad Ana? (@anacobosm), y los más afortunados teníamos aún la oportunidad de compartir paseo y mesa en cenas inolvidables. José Luis (@JLBracamonte) y Carmen (@carmeniglesiasb) no se cansaron de ser unos anfitriones perfectos. Incluso el enojo inicial de separarnos entre el Oso y el Madroño (restaurante donde cenamos) tuvo su encanto. Pudimos compartir de forma más íntima con el que teníamos al lado y allí descubrí a Pilar (@pily) y otra Lola (@lolaprieto) a quiénes #recomiendo.
            ¿Y todo esto para qué y por qué? Pues porque este grupo de educadores necesita claustros sin puertas ni ventanas, necesita la energía de los demás para sentirse arropados, busca el hombro donde apoyar sus recaídas de la rutina de sus coles y, sobre todo, porque todos estos maestros queremos a nuestros alumnos y luchamos para que sean felices en sus vidas.
            #bbppcita G R A C I A S
            PD: No me quería olvidar de Elvira, de pedir perdón a quiénes no haya mencionado y de recordaros que yo, ya, os quiero
            Joan (@joanfelizz)