Follow by Email

domingo, 8 de julio de 2012

"AMOR, HUMOR Y TRABAJO" en #Aulablog12



             “La escuela no cabe en los estrechos márgenes del aula” José Ingenieros.

Me quedé dormido tres días y soñé que había maestros, profesores, formadores… gastando vacaciones y pagas extras en aprender, compartir, sentir, disfrutar, crecer y reír. El aula de mi sueño no tenía paredes y estaba llena de blogs e historias maravillosas donde los niños y adolescentes disfrutaban aprendiendo. 

            Las miradas eran limpias, alejadas de prejuicios. 

Cuando quisimos sentarnos en el balcón del faro un ferri cruzaba el mar a ritmo de ciclón. Fernando Trujillo (@ftsaez) llevaba el timón con la soltura de un navegante sólido porque: “Aprende por todos los lados. Lee y escribe donde puede. Habla donde le dejan. Le gusta escuchar. Enseña en la UGR” y lo demuestra siendo un valiente cada día.

Las camisetas no entraban en los cuerpos porque el rey del sueño creía que eran para niños. No hubo ni una sola mala cara. Se extendieron por encima de los cuerpos con la naturalidad de quien se siente a gusto. Fotos desde cielo y tierra para plasmar en la eternidad sonrisas incansables. 

Momentos de pausa entre cafés, cervezas, zumos e iPads. Conversaciones secretas, abrazos deseados, miradas infinitas, voces dirigidas… Camino de un concierto donde los ángeles tocaban sin guión. Música celestial improvisada y copas de mano en mano. Todo era utópico. Karaokes sabineros en inglés y ninos bravos gritando libertad. Deshoras en Roma y diálogos bajo portales a en los momentos que ponen las calles.

Las emociones detienen los despertadores y se resisten a retirar las sábanas de un viernes maravilloso. Ponencias, avisos, talleres, comidas, sobremesas y principiantes con ganas de fórmula 1.
MAGIA. Esa es la palabra que hace posible lo que sentí. Subido en un escenario que huele a responsabilidad y con un grupo humano entregado guardando silencios que se oyen en el cielo comprobé lo maravilloso que es nuestro trabajo. Educar para la vida y no para la escuela como objetivo y libros cargados de Paz entre Alvaritos y saharauis se encargaron de las lágrimas sinceras. Aplausos que resuenan en el corazón y GRACIAS con mayúsculas.

David es un valiente de otro tiempo. Se puso el traje de maestro y pidió escuchas para el alumno incomprendido que quiere ser el protagonista. Sergio me enamoró desde su caricatura hasta la dulzura de su madrina. Chandalero 2.0 es lo que me gustaría ser a partir de ya. Susana y Mª Ángeles recorren Murcia y el País Vasco a base de hacer las cosas bien. 

La radio sonó desde el sosiego de unos nervios apagados por el calor humano recibido. Marcos (@mcadenato) gritó muy bajo al micrófono la síntesis de su percepción en las ponencias novatas: “AMOR, HUMOR y TRABAJO”. Poco que añadir.

Mesas redondas presididas por lubinas, tostones y entrecots. Diálogos nuevos, experiencias compartidas y reivindicaciones de futuro. La sala pasó de comedor a discoteca de cerezas. Botellones en la puerta, en la zona de fumadores. Bailes de los ochenta, ensayos de polkas, corros y trenecitos de barra libre. Luego la intimidad de la noche permitió dispersiones a terrazas y dormitorios.

El sábado amaneció con resaca. Dos días durmiendo dan para mucho cansancio. Ya quedaba menos para el inesperado madrugón. Reflexiones grupales con pocos voluntarios “unconferencies”. Premios donde la sencillez de Adrián define la calidad humana del Sekeirox porque hay reconocimientos que no se pagan con dinero. Y entretanto un Ángel de los verdad (@angelsaez) saca la guitarra de la vida y la hace sonar como nadie. Pide ayuda al agua “bautismal” bendecida por la experiencia de los que siempre están y estarán. La derraman sobre ellos y se hacen eternos.

Desperezados del sueño suena una música celestial en el patio del colegio y dirigidos por el que mejor sabe hacerlo (@Isidro) comienza un baile envidiado por los ausentes y despiertos. Lo de después prefiero no contarlo porque al despertar todos se abrazaban y lloraban “tristes” porque su sueño había terminado.

No puedo citar a todos porque no sería justo olvidar a nadie. De lo demás se encarga un pajarito llamado twitter que ha cambiado mi vida. 

#Aulablog12 ha marcado un antes y después en mis sueños: Otra educación es posible. Nuestros alumnos la merecen. El futuro tiene otro color. Hay personas que sí quieren. 

Y afortunadamente, no fue un sueño.